La Revolución Industrial y La Cuestión Social

14 06 2009

La Revolución Industrial es un proceso de transición entre la producción artesanal a una más técnica y mecanizada. Inicia entre la segunda mitad del siglo XVII hasta
principios del siglo XIX, siendo su gran gestor Inglaterra donde luego se difundió Europa y el resto del mundo.
Esta revolución tecnificada produjo cambios sustanciales en el ámbito económico y social.
En materia económica se evidencia el aumento de la producción, enriquecimiento de la burguesía, fortalecimiento del capitalismo, libración de la mano de obra y abertura de mercados nuevos. Mientras en lo social se vive las migraciones campo-ciudad y un aumento de la población.
Ahora bien, el término cuestión social son todas aquellas malas condiciones de vida de los obreros, tales como: hacinamiento en las fabricas, alcoholismo, trabajo infantil, jornadas laborales extensas, etc. Este fenómeno dio lugar al surgimiento paulatino de la clase obrera, es decir, el “proletariado” quien vende su fuerza de trabajo a un dueño de fabrica o empresario industrializado a cambio de un salario.
La clase obrera emergente busca palear de alguna manera las precarias condiciones en las que viven, para dar solución se reúnen y forman sindicatos para defender sus derechos y exigir reformas, sin embargo, las masas trabajadoras fueron ignoradas por la clase dirigente (burguesía). Aún así los movimientos reivindicatorios genera la aparición de propuestas para solucionar el conflicto de clases.
En primer lugar Carlos Marx por una petición de los obreros británicos escribió el Manifiesto Comunista en 1848, en que incluye las miserias en las que están sumidos junto a sus demandas, promueve la idea de la “ lucha que conduce en cada etapa a la transformación revolucionaria de todo régimen social o al exterminio de ambas clases beligerantes” . Por lo tanto, insita a la lucha sublevada por los derechos del proletariado y que el Estado sea centralizado.
En el Caso de Mijail Bakunin uno de los más destacados exponentes del anarquismo en su discurso de 1869 califica categóricamente a Marx de autoritario. Aunque, comparte la idea de la Igualdad pero sin ningún organismo intermediario y que si ha de producirse un cambio debe ser “no de arriba abajo por la vía de cualquier autoridad , sino de abajo arriba por la libre federación de las asociaciones obreras de toda clase emancipadas del yugo del estado ”. En el fondo, que los mismos trabajadores se organicen fuera de lo establecido para luchar por sus derechos.
Y por último, la Iglesia no puede estar exenta del conflicto social en el documento Rerum Novarum Encíclida señala: “…poco a poco ha sucedido que los obreros se han encontrado entregados , solos indefensos, a la inhumanidad de sus patronos y a la desenfrenada codicia de los competidores ” reconoce la injusticia de las que son victimas de los trabajadores, se opone totalmente al comunismo y postula a que el estado tenga mayor participación para proteger a los pobres.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: